WWW.SAMANACALDAS.NET.CO
"SAMANÁ- CALDAS" TIERRA FIRME Y ABONADA". EL PORTAL DE UN PUEBLO PUJANTE.

Interactivos
Municipio
Corregimientos
Alcaldia
Enlaces
Instituciones
Vecinos

Cristian
Cordialmente, Cristian Giovanny Toro Sánchez.

HISTORIAS DE NUESTRO MÁGICO SAMANÁ ver más
EL CUCU DE MI MUJER
martes 03 de abril del 2012
Por: Cristian Giovanny Toro Sánchez.
Adaptado de la tradición oral

Mi tío Gonzalo Hincapié por parte de papá, después de tanto andareguear por la vida se convirtió en relojero profesional y se radico en Pereira donde murió hace muchos años y en la repartición de sus bienes preciados, mi padre recibió un lindo reloj Cucu. El mismo que cuando me llevaban a pasear de niño a casa del tío, me enseñaba como mirar la hora y esperara cada hora para que ese lindo pajarito saliera a cantar. El tío tenía el mismo cabello de papá negro azabache, súper lacio y con una peculiaridad que en la frente tenia u mechón blanco.

Él me decía: ese reloj es de La Selva Negra de Alemania en el Estado Federado de Baden-Wurtemberg.

Yo le respondía: yo voy a la escuela y que tan bobo, ¿cómo iba yo a creerme ese cuento?; porque que en las selvas no habían animales que fabricaran relojes y menos porque los osos y los leones no iban a dar permiso. Además tío, usted tan grande y tan mayor diciéndome mentiras, mire no se le crece la nariz, sino que se le crese ese mechón blanco de decir mentiras.

Ahora que escribo este cuento leí lo siguiente:

El reloj de cuco (nombre usado en España por definición del diccionario de la Real Academia Española); popularmente conocido en el mundo de habla hispana como "reloj cucú", es un tipo de reloj provisto generalmente de péndulo y gong, que se caracteriza por tener una abertura por la cual, cada media hora, sale un pájaro autómata que emite un canto, cuyos sonidos se asemejan a la onomatopeya «cucú».

 Respecto a su procedencia hay dos relatos escritos por los dos primeros cronistas de la historia relojera de la Selva Negra que proporcionan datos contradictorios acerca de su origen:

El primero es del Padre Franz Steyrer, que en 1796 en su "Historia de la industria relojera de la Selva Negra" (Geschichte der Schwarzwälder Uhrmacherkunst) describe un encuentro entre dos vendedores de relojes de Furtwangen (Selva Negra), los cuales mientras viajaban conocieron a otro comerciante de Bohemia que vendía relojes de cuco de madera. Los dos artesanos de Furtwangen se entusiasmaron tanto al verlo que compraron uno. Al traerlo a casa lo imitaron y mostraron el resultado a otros comerciantes de relojes de la Selva Negra. La popularidad creció para los relojes de cuco en la región y cada vez más artesanos comenzaron a producirlos. Respecto a esta crónica, el historiador Adolf Kistner afirmaba en su libro "El reloj de la Selva Negra" (Die Schwarzwälder Uhr), publicado en 1927, que no existe ningún reloj cucú hecho en Bohemia que justifique la tesis de que este reloj sirviera de modelo para los de la Selva Negra. Bohemia no contaba con una industria relojera importante en aquella época.

El segundo también está relatado por otro sacerdote, Markus Fidelis Jäck, en un pasaje de su "Descripción de la Industria y Comercio de la Selva Negra" (Darstellungen aus der Industrie und des Verkehrs aus dem Schwarzwald), de 1810, quien comenta lo siguiente; “El reloj de cuco fue inventado (en 1730) por un maestro-relojero (Franz Anton Ketterer) de Schönwald (Selva Negra). Este artesano adornó el reloj con un pájaro móvil que anunciaba la hora con el canto del cuco. El maestro-relojero sacó la idea de cómo hacer el sonido del cuco de los fuelles de un órgano de iglesia.” Con el paso del tiempo la segunda versión se hizo más popular y es generalmente la que se cuenta hoy. Desgraciadamente ni Steyrer ni Jäck aportan fuente alguna para confirmar sus afirmaciones, haciéndolas inverificables.

Retornando al cuento. En diciembre de 2010 como es la tradición bajamos a reunirnos en familia para celebrar las fiestas decembrinas, el año nuevo y mi cumpleaños.

Era primero de enero y como llevaba una semana enfarrado me acosté temprano. Mi señora apenas llegaba al pueblito, salió a compartir con sus amigas las hermanas Alpinianas Luz Dary y Yarledy Ocampo mi cuñadita. Le decimos de cariño Alpinianas porque así se llama su padre, Don Alpiniano Ocampo tendero de la Calle Real.
Le dije Joha: Ojo no te demores que mañana toca madrugar a misa y hacer unas vueltas con mamá.

  • No mi amor tranquilo, solo una salidita cortita y ya. A media noche estaré en casa y además que pena con mi suegra el primer día que llego y ya por ahí de rumba, NOOOOO Que TALLLLLLL.

  
Como a las 11:30 PM, sonó el celular lo saque debajo de la almohada y le conteste y me dijo en letra pegada:

  •  mooorrrr mmmuchooo, y no toy rrrrracha, yaaaaa eeeego.

Como ya me la conozco, traducido quiso decir: Amor lo quiero mucho y no estoy borracha. Ya le llego  

Seguí durmiendo y en medio del sueño por allá me pareció escuchar el reloj de mi tío que hizo tres veces “cu-cu”.

Cuenta mi señora. Vi que yo me volteaba para el otro lado, ella para evitar que me despertara con el canto del reloj, grito 'cu-cu' otras 9 veces más; sumando daba los doce cucus, para la media noche, como lo prometió.

Según ella, recuerda que se quito las botas, suspiro y durmió tan tranquila, por esa jugada tan inteligente, tan buena que se le ocurrió. Se decía mentalmente al fin y al cabo samaneña, recursiva y conciliadora con mi  marido y ni cuenta se dio a qué horas llegue. 


Al otro día, cuando llegamos de misa y hacer vueltas con Mamá y Papá; ella se despertó toda asustada. “espérenme que ya me arreglo rapidito, para acompañarnos a misa.” Nos llevo a la mesa jugo de naranja.

Le pregunte niña ¿a qué horas había llegado?.

La bella durmiente que no se percataba que era casi medio día, nos contesto con una bella sonrisa recién bañadita: Llegue a las 12:00 en punto. (Pensaba ella para sí -, 'qué bieeeen! .... salvaaaada!' ni cuenta se dio a qué horas llegue...)

Le dije: Siéntate muñeca linda y nos acompaña un rato, debemos cambiar ese reloj o darle cuerda.

Ella exclamo: “si papi tienes toda la razón, va a ser medio día, esta re adelantado.”

Amada mía, pues resulta que ese reloj Anoche hizo 'cu-cu' tres veces.

Luego, no sé cómo, gritó “mierda me pillaron”.

Después hizo 'cu-cu' cuatro veces más, casi vomita el alpiste en la sala.

Al rato hizo 'cu-cu' otras tres veces. Le dio la risueña despertó a tus cuñaditos, ósea se cagó de la risa.

Otra vez hizo cu-cu'. Salió volando se creía el canario Piolín y piso al gato, rompió la porcelana que usted dio de regalo a los suegritos.

Al finalizar, se acostó a mi lado dando el último 'cu-cu', se tiró un pedito y se durmió.

Y al despertar cree que son las 6 de la mañana, que es un linda picaflor cantando en el baño: “Cucu cantaba la rana, cucu debajo del agua,  cucu salió un carpintero…..”

Y el reloj de la selva remato con sus doce cucus.
[15]
Cantidad de Impresiones: 1356

Compartelo en tus blogs:
Compartir

Debe ser un usuario registrado y haberse registrado en la parte superior con su email y clave.
Estó le permitira habilitar el menu para escribir comentarios.
No Hay Registros
www.samanacaldas.net.co giovannytoro@hotmail.com giovanytoro@gmail.com Móvil 3103487477