EL PUEBLO QUE SUFRIÓ A LOS PARASMILITARES Y AHORA RENACE DE LAS CENIZAS

Categoría: Conflicto Armado

Fecha: martes 04 de febrero del 2020

Hace cinco años, Duberney Marín inició el proceso de restitución de tierras, buscaba que el Estado le devolviera por derecho lo que los paramilitares le quitaron a la fuerza en el 2002, cuando era un estudiante de colegio de la vereda el Congal, en Samaná (Caldas).

EL PUEBLO QUE SUFRIÓ A LOS PARASMILITARES Y AHORA RENACE DE LAS CENIZAS

Fotografía 1: desde los años 90, este municipio se convirtió en territorio del frente 47 de las farc, comandado por alias karina, luego, en 2002, sufrió la llegada de paramilitares.

Desde los años 90, este municipio se convirtió en territorio del frente 47 de las Farc, comandado por alias Karina. Y ninguna de sus veredas, por más remota que fuera su ubicación, pudo salvarse de los estragos de la guerra.

Ese es el caso de El Congal, ubicada a ocho horas de Manizales, donde los paramilitares llegaron en 2002 y obligaron a sus habitantes a irse tras quemar sus casas y las tierras que trabajaban.

Tras el hecho que sacó corriendo a 54 familias del centro poblado, a finales del 2013 las primeras personas regresaron, pero no quedaba en pie nada de lo que antes conocieron. Tenían que empezar de cero y lo han hecho desde ese día, casi solos, hasta que en 2017 se inició con la titulación por orden de un juez.


RELACIONADOS: FARC MANIZALES CALDAS PARAMILITARISMO
Por: Laura Usma Cardona 04 de febrero 2020 , 10:47 a.m.
Hace cinco años, Duberney Marín inició el proceso de restitución de tierras, buscaba que el Estado le devolviera por derecho lo que los paramilitares le quitaron a la fuerza en el 2002, cuando era un estudiante de colegio de la vereda el Congal, en Samaná (Caldas).

Temas relacionados
AMENAZAS 05:00 A.M.
Concejal de Manizales denuncia amenazas de muerte

MANIZALES 05:00 A.M.
Contaminación en quebrada preocupa a los manizaleños

MANIZALES ENE 31
Insultos a comunidad LGBTI+ generan indignación en Manizales
Desde los años 90, este municipio se convirtió en territorio del frente 47 de las Farc, comandado por alias Karina. Y ninguna de sus veredas, por más remota que fuera su ubicación, pudo salvarse de los estragos de la guerra.

Ese es el caso de El Congal, ubicada a ocho horas de Manizales, donde los paramilitares llegaron en 2002 y obligaron a sus habitantes a irse tras quemar sus casas y las tierras que trabajaban.

Tras el hecho que sacó corriendo a 54 familias del centro poblado, a finales del 2013 las primeras personas regresaron, pero no quedaba en pie nada de lo que antes conocieron. Tenían que empezar de cero y lo han hecho desde ese día, casi solos, hasta que en 2017 se inició con la titulación por orden de un juez.

Retorno de desplazados a vereda El Congal
Muchas familias se han dedicado a construir sus propias viviendas sin esperar la ayuda.

Foto: Cortesía
Tres años después de esto, no se había podido empezar por trámites administrativos.

Desde enero pasado, finalmente, la comunidad empezó a ver obras concretas, pues se inició con la construcción de las primeras 17 viviendas gestionadas por la Agencia Nacional de Tierras a través del Banco Agrario.

“Eso para nosotros es muy valioso, porque viendo que se empezaron las obras uno tiene la esperanza de ver el pueblo otra vez”, comentó Marín, quien es campesino de la zona.

Las otras 16 familias que iniciaron el proceso comparten su felicidad, una que esperan que les llegue también a las cerca de 48 familias más que desean volver y que no están en proceso de restitución con el Gobierno.

Con ellas se comprometió de manera especial el Gobernador de Caldas, Luis Carlos Velásquez, quien –junto con varios de sus Secretarios- visitó la vereda. Allí, aseguró que se encargará de gestionar los recursos para esas viviendas. También indicó que se “van a terminar cuanto antes el servicio de acueducto y alcantarillado, que avanza en un 54 por ciento, y la escuela”.

De acuerdo con el secretario de Educación de Caldas, Fabio Arias, se pasó de tener 18 niños a 34 en dos años, lo que se convierte en “el mejor símbolo de la voluntad de retorno”.

Con las obras de vivienda y servicios públicos iniciadas, a los habitantes de El Congal les resta que se creen las vías internas del caserío, una enfermera permanente y ayuda para levantar la capilla que ya habían empezado a construir antes del desplazamiento.

“En general, hay un mejor panorama y se ve que avanzan procesos, queda es esperar que se cumpla lo pactado”, explicó Jersun Fetecua, coordinador de mesas subregionales de trabajo del Programa de Desarrollo para la Paz del magdalena Centro

EL PUEBLO QUE SUFRIÓ A LOS PARASMILITARES Y AHORA RENACE DE LAS CENIZAS

Fotografía 2: muchas familias se han dedicado a construir sus propias viviendas sin esperar la ayuda.

Fuente: El Tiempo. [2624]

Autor: Laura Usma Cardona

Cantidad de Impresiones: 262

Editado Por: Cristian Giovanny Toro Sánchez.

COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES.

Comentarios